Jueves, 7 Noviembre, 2019 - 23:45

El cerebro que lee y juega. Una mirada desde la neurociencia a los efectos del juego y la lectura.

El cerebro que lee y juega, encuentro con mediadores de lectura

 
SM Perú organizó el encuentro El cerebro que lee y juega: una mirada desde la neurociencia a los efectos del juego y la lectura, el cual permitió a más de 160 mediadores de lectura en escuelas de Lima reflexionar sobre la educación y los efectos del juego en el aprendizaje desde una mirada neurocientífica y transversal.

Este encuentro se llevó a cabo en el Consorcio de Centros Educativos Católicos el pasado martes 5 de noviembre, y contó con la participación de Faviola Lazo, narradora oral y autora de literatura infantil, quién narró Padre Rumi, el mirador del cielo, obra de su autoría perteneciente a la serie Naranja de nuestro sello literario El Barco de Vapor.

Como acto central se dio pase a Miguel Figueroa, biólogo en comunicación y lenguaje no verbal, conferencista internacional y conductor del programa de TV La neurona reina.

Él compartió sustentos neurológicos y estrategias para identificar y promover la recuperación del juego, además de desafíos y retos como base para la fijación de aprendizajes, y alternativas lúdicas y de alto impacto para mejorar la labor docente.

También se aprovechó la instancia para que los docentes conozcan nuestra nueva propuesta Loran, un entorno virtual gamificado que potencia la experiencia lectora dentro y fuera de la escuela de una forma lúdica, divertida y retadora, optimizando el desarrollo de los procesos lectores. Sumado a ello, los docentes pudieron conocer más de cerca nuestro Proyecto Educativo Lector LeoTodo 2020 y sus más de 20 novedades editoriales, el cual ofrece a la comunidad educativa una propuesta de reconocida calidad literaria y estética, de variada temática y con compromiso social. 

“Somos conscientes de que la literatura tiene la gran capacidad de humanizar y de fomentar el diálogo con la realidad y con uno mismo. Y eso es lo que buscamos a través de nuestras propuestas literarias: que un niño o joven se aficione a leer porque, mediante el libro, podrá transformarse y madurar como persona y ampliar su visión del mundo. Estos espacios nos ayudan a recordar que, como mediadores de lectura que somos, es vital renovarnos también para estar preparados en esta movilización social que representa la tarea de formar lectores”, afirma Elisa Cano, coordinadora de Literatura Infantil y Juvenil de SM.

Top