Queremos crear juntos la escuela del futuro. Para ello, acompañamos a la comunidad educativa en su proceso de transformación a través de la cultura digital, dibujando una nueva estrategia: que mantenga la identidad de cada uno e integre lo mejor de lo que queremos ser.

Ponemos en marcha un nuevo modelo de relación y de trabajo conjunto en el que queremos convertirnos en el compañero de confianza, en un socio clave para alcanzar juntos ese sueño compartido.

La escuela del futuro

En el mundo de la escuela se está produciendo un cambio importante. La misión tradicional de la escuela ha sido enseñar contenidos, principalmente conceptuales.

Ahora empieza a estar claro que la misión de la escuela ha cambiado. Ahora el objetivo no es solo enseñar contenidos, sino que todos los alumnos aprendan conceptos, habilidades, valores, competencias. Estamos ante un nuevo paradigma que ha de sustituir al anterior.

Para dilucidar este nuevo paradigma y construir colectivamente la escuela del futuro, en 2018 hemos finalizado un trabajo de reflexión compartida con un equipo de expertos en educación (profesores universitarios, especialistas, directivos de instituciones y de centros, y equipos docentes) de España, México, Chile, Colombia, Ecuador, Brasil o Puerto Rico, entre otros países.

Fruto de esta reflexión, y de los sueños e inquietudes de los que en ella han participado, nace La escuela que queremos, una publicación que verá la luz en 2019 y que contribuye a construir un marco pedagógico que facilita una innovación ordenada, diferencial y sostenible.

El resultado de esta reflexión es una rica descripción de un modelo de escuela que innova con sentido. Entendiendo innovar con sentido como educar a ciudadanos que sean competentes, comunicativos y creativos (pero también solidarios, compasivos y sensibles hacia los más débiles) ; es educar unos ciudadanos conscientes de los problemas del mundo y prepararlos profesionalmente para afrontarlos con éxito, para trabajar proactivamente por una sociedad mejor.

Hablamos de una escuela abierta, global, inclusiva, que sitúa al alumno en el centro de todas sus decisiones y que vive bajo una cultura digital.

"Una escuela significativa, de calidad y sostenible"

Significativa

Porque se construye a partir de los valores de la identidad de cada institución.

De calidad

Porque busca una organización profesional asentada en modelos eficaces y con fundamentadas bases pedagógicas.

Sostenible

Porque se basa en una gestión eficiente y solidaria entre sus centros.