• BLOG

Pensamiento Visual o Visual Thinking y su aplicación en el aula

El relacionar ideas con dibujos o expresar pensamientos con imágenes viene desde lejos en la historia de la humanidad. Lo "relativamente" nuevo es la importancia que está teniendo esta forma de pensar en el campo de la educación. Hoy, en nuestro blog de educación, vamos a hablaros sobre qué es, en qué consiste y qué beneficios aporta la filosofía del Visual Thinking o, en castellano, Pensamiento Visual en el ámbito educativo.

Qué es y en qué consiste Visual Thinking

La definición del concepto de Visual Thinking es muy sencilla. Se trata de, como decíamos anteriormente, expresar ideas por medio de dibujos e imágenes, ya sean sencillas o complejas y establecer distintos tipos de relaciones entre ambos sin expresar ni una sola palabra. Así, la representación gráfica es la parte fundamental de esta filosofía.

El objetivo del Pensamiento Visual es hacer más comprensible aquello que queremos expresar por medio de la imagen, es decir, que nos permita identificar la relación entre idea-dibujo, de una forma sencilla y rápida. El origen de la teoría Visual Thinking podría situarse allá por el año 1969 gracias a la publicación del libro "Visual Thinking" escrito por, el que sigue siendo hoy un experto en la materia, Rudolf Arnheim.

Además, no podemos dejar de lado la aportación de uno de los gurús más importantes en este ámbito como es Dan Roam que, en su libro "Tu mundo en una servilleta", nos ofrece todo tipo de información sobre el Pensamiento Visual, llegando, incluso, a explicarnos cómo funciona el proceso de esta forma de expresar.  

 

 

Usos en la educación

Los profesores conocen mejor que nadie lo importante que puede llegar a ser el Visual Thinking en la educación, sobre todo aquellos dedicados a la Educación Infantil. ¿Por qué? La respuesta es muy simple, porque antes de empezar a escribir o leer ya sabemos dibujar y es con la imagen con lo que un niño aprende a expresarse en sus primeros pasos educativos.

El éxito de esta forma de representación se debe a que el cerebro humano está entrenado para asimilar imágenes con gran facilidad y siempre procesa mejor y con menos esfuerzo un dibujo que un texto. Los usos del Pensamiento Visual en la enseñanza pueden llegar a ser infinitos ya que puede aplicarse a todo tipo de nivel educativo. Los más pequeños pueden empezar a expresar ideas e interconectarlas con sus primeros dibujos, de forma manual, con las pinturas y rotuladores que todos hemos utilizado tradicionalmente. Así mismo, los alumnos más mayores pueden beneficiarse de los aspectos más positivos del Visual Thinking a través de las nuevas tecnologías, además de poder usar el clásico lápiz o bolígrafo. 

Los alumnos solo necesitarán un poco de motivación y quizá un empujón para dar rienda suelta a nuevas ideas. De esta manera, dibujos simples o complejos, mapas conceptuales o, por ejemplo, mapas mentales, serán útiles para los estudiantes a la hora realizar presentaciones, coger apuntes, resolver problemas, planificar actividades, etc.  

 

Cómo elaborar un Visual Mapping

  1. Te recomendamos tener cerca un papel, una lapicero, goma de borrar y colores, muchos colores, te recomendamos usar al menos, 6 colores diferentes.

  2. Partir siempre de una imagen central.

  3. Utiliza tres o más colores por cada imagen central. Con ellos escaparás de la monotonía monocromática, dará vida a tus imágenes haciéndolas atractivas y estimulará tu creatividad.

  4. Añade efectos tridimensionales siempre que puedas a las imágenes y a las palabras. Harán que las ideas destaquen, sean más fáciles de recordar y de comunicar. Muy especialmente deberíamos hacerlo con las ideas y conceptos clave.

  5. Utiliza la sinestesia. Siempre que puedas, refuerza un concepto con el máximo número de sentidos (color, sensaciones, movimiento, tacto, gusto,…)

  6. Es recomendable variar el tamaño de las letras, las ramas y las imágenes. Así, con los cambios de tamaño son la base para la jerarquización, diferenciando categorías y subcategorías en varios niveles.

  7. Ordena, jerarquiza y separa.

  8. Es conveniente que realces las letras para dar importancia a las ideas.

  9. Usa líneas para unir las ideas con la idea principal u objetivo.

  10. Utiliza muchas pistas para recordar al hacer asociaciones: imágenes, símbolos, color, posición, movimientos, dibujos,…

  11. Todas las ideas deben estar asociadas entre sí.

  12. Se creativo, diviértete, dale toda la importancia al mapa mental.

  13. No pongas límite, si tu papel se acaba, coja una nueva hoja y péguela a continuación. ¡Recuerda que la mente no se guía por el tamaño de un papel!

Y para terminar, un vídeo de Fernando de Pablo (@dibujario en Twitter) que se dedica al Visual Thinking de manera profesional.

 

 

Y vosotros, ¿os animáis a aplicar el Visual Thinking en vuestra aula? ¡Contadnos vuestras experiencias! 

Añadir nuevo comentario

SM (ver datos en la Política de privacidad) tratará los datos con la finalidad de atender su solicitud, siendo la base legal para ese tratamiento el eficaz desarrollo de nuestras relaciones. Los datos, salvo obligación legal, no serán comunicados a terceros que no necesiten conocerlos para dicha finalidad. Solo si nos autoriza expresamente marcando la casilla correspondiente, además, podremos proceder al tratamiento de sus datos por otras entidades de grupo SM, con la finalidad de enviarle comunicaciones de nuestros productos y servicios.

Podrán existir tratamientos fuera del territorio nacional, garantizando siempre SM, en ese caso, un nivel de protección adecuado según ley.

Puede acceder, rectificar y suprimir los datos, así como ejercitar otros derechos legales, dirigiéndose por escrito a nuestro Delegado de Protección de Datos. Para más información, consulte nuestra Política de privacidad.