• NOTICIAS

Jueves, 31 Octubre, 2019 - 10:15

Vida Nueva ha organizado un encuentro sobre el tema del Sínodo para la Amazonía

  • Baltazar Enrique Porras, cardenal arzobispo de Mérida (Venezuela); María Luisa Berzosa, religiosa Hija de Jesús (jesuitina); Arizete Miranda, religiosa indígena brasileña, y el jesuita Fernando López, han participado en el encuentro de la revista Vida Nueva sobre El Sínodo para la Amazonía, que estuvo moderado por José Beltrán, director de Vida Nueva.
  • Los ponentes han compartido su experiencia sinodal y concluyen que “El Sínodo ha sido profético, y la profecía tiene un poco de herejía?”.

Madrid, 31 de octubre de 2019.- Vida Nueva y Entreculturas celebraron en Madrid el segundo encuentro Vida Nueva, centrado en el "Sínodo para la Amazonía: ¿profecía o herejía" que comenzó con una reflexión de José Beltrán, director de Vida Nueva, sobre las imágenes de la Pachamama que fueron robadas de la iglesia romana en la que estaban expuestas y arrojadas al Tíber: “son signo de la Madre Tierra, pero también de ese Sínodo que se ha intentado ahogar y ha salido a flote”. 

El cardenal Porras comentó que “la realidad a la que se enfrenta el Amazonas es una problemática que, desde lo regional, nos habla a todos, para el presente y para el futuro”, a lo que añadió que “es herético tratar estos temas porque toca muchos intereses económicos y políticos”.

Por su parte, María Luisa Berzosa, jesuitina y consultora de la Secretaría General del Sínodo, recalcó sobre el Sínodo celebrado durante el mes de octubre en Roma, que “ha sido absolutamente profético, de conversión”, y apuntó que “la profecía siempre tiene algo de herejía porque no es muy ortodoxa”.

José Beltrán, moderador del encuentro, pidió a los ponentes que en una palabra resumieran su experiencia en el Sínodo, a ello el cardenal Porras respondió que supuso “la alegría de ser cristiano”; para María Luisa, la esperanza fue el mayor aprendizaje de esos días de Sínodo; Fernando, lo ha vivido como profecía y, Arizete se queda con la renovación del Pacto de las Catacumbas.

Fuera de la mesa redonda, participan también una veintena de indígenas que han estado en el Sínodo. 

Un Sínodo para el diálogo

Fernando López, jesuita del Equipo Itinerante de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), hablando sobre la importancia del Sínodo, subrayó que “ha abierto una serie de caminos que nos enseñan que tenemos que seguir dialogando, que no tengamos miedo. Es un tiempo de profecía porque tomamos conciencia del misterio trinitario” y exhortó a los presentes a no temer al futuro.

La religiosa indígena y auditora del Sínodo Panamazónico, Arizete Miranda, apuntó que, el Sínodo llevó muchos años de preparación y de itinerancia, pero que “ha sido un proceso bellísimo de escucha a la gente, no para tomar datos para un libro sino para escuchar activamente”. En este sentido ha matizado que, aunque muchos indígenas dicen que la Iglesia habla con ellos, pero debemos avanzar y darnos la mano para que el cambio acontezca.

Miranda, insistió en que “no podemos quedarnos con los brazos cruzados rezando el rosario ante tanto sufrimiento, ante tantos indígenas asesinados, ante la terrible violación de la madre tierra”. En este sentido, el cardenal insistió en la necesidad de escucha mutua porque “no somos dueños de la verdad si no escuchamos el temor de los pobres”.

Nuevos caminos 

En cuanto a los dos grandes temas que han marcado el Sínodo, la reflexión sobre el diaconado femenino y el papel de la mujer y la posibilidad de ordenar a hombres casados, el cardenal Porras ha explicado que estos nuevos caminos no se abren “para hacer lo que nos dé la gana”, sino para “ir más allá, transitar otros caminos que dejen atrás lo que estamos acostumbrados a hacer”.

María Luisa Berzosa, expresó su inquietud porque las preocupaciones espirituales no se pueden atender como sí se hace con las básicas”, y una de causas es que no hay sacerdotes que las den, por ello hay que buscar nuevas formas, una nueva dimensión espiritual, hay que ser creativos, como pidió el papa Francisco.

Sobre el tema de la mujer en la Iglesia Fernando López insistió que “no debemos tener miedo a las nuevas formas ministeriales, ya sean mujeres o hombres casados”. Los datos avalan que debemos adaptarnos a la nueva realidad: “el número de la presencia espiritual en la Amazonía baja mientras el número de laicos aumenta”.

Pero, “¿cuándo vamos a dejar entrar a las mujeres?”, se ha preguntado el cardenal Porras, firme defensor de abrirles las puertas a la toma de decisiones. En cuanto a esto, Miranda ha puntualizado que considera que “lo que más queremos es participar en todo el proceso, porque estamos presentes en todo momento salvo cuando hay que tomar decisiones”. Y eso “no puede ser”, porque, como ha dicho la religiosa, el día que las mujeres se pongan en huelga “a ver cómo avanza la Iglesia sin nosotras”.

Sínodo de Obispos para la Región Panamazónica

El Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, convocado por el papa Francisco se ha celebra en Roma desde el 6 al 27 de octubre, bajo el lema "Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia para una ecología integral".

El Papa explicó en la inauguración que el objetivo de este encuentro era "identificar nuevos caminos para la evangelización de esa porción del Pueblo de Dios, especialmente los indígenas".
En el Sínodo participan obispos de los siete países que corparten territorio amazónico: Antillas, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, además de otros jefes dicasterios y miembros eclesiásticos destacados que debaten sobre el Instrumentum laboris, redactado como reflexión sobre el problema ecológico que interesa a esa región.

Sobre Vida Nueva

Vida Nueva es un semanario de información religiosa, publicada por la editorial PPC y que pretende ser una voz comprometida dentro de la Iglesia. Después de casi 60 años de trayectoria, Vida Nueva continúa en la brecha de la información religiosa de España y del mundo con rigor, con objetividad; ofreciendo la información, el análisis, la valoración, el enfoque, el punto de vista. Somos una voz dentro de la Iglesia. No somos la voz de la Iglesia. Buscamos ser una voz comprometida en la Iglesia, una voz significativa en la sociedad y una voz libre, clara, respetuosa y propositiva.

Sobre Entreculturas

Entreculturas es una ONGD jesuita que defiende el acceso a la educación como medio de cambio social, justicia y diálogo entre culturas. Desarrollan su labor mediante proyectos de cooperación, acciones de sensibilización e incidencia política, programas de voluntariado, campañas de comunicación, programas educativos y, sobre todo, de la mano de otras organizaciones sociales, empresas, centros educativos, contrapartes y múltiples aliados estratégicos con los que, desde la misma lógica, tejemos redes para el cambio.

Noticias relacionadas

Antología poética, libro mejor editado de 2019

Leer más

El impacto del confinamiento en la educación

Leer más

Informe 2020 Panorama de la Religión en la Escuela

Leer más

Religión y Escuela crea su nuevo portal digital

Leer más

Ver todas las noticias

Top