• Cómo conocer las habilidades emocionales de nuestra familia

Cómo conocer las habilidades emocionales de nuestra familia

Para mejorar nuestras habilidades emocionales y las de nuestros hijos es necesario plantearnos metas a las que nos gustaría llegar, metas que deben ser realistas y alcanzables.

Cómo conocer las habilidades emocionales de nuestra familia

¿Para qué la matriz DAFO?

  • Para consolidar las fortalezas.
  • Para aprovechar las oportunidades.
  • Para mejorar las debilidades.
  • Para prepararnos para las posibles amenazas.

Lo conseguiremos si nos preguntamos:

  • ¿Cómo optimizar las fortalezas y oportunidades de nuestra familia?
  • ¿Cómo reducir o eliminar nuestras debilidades y amenazas?
  • ¿Qué hacer, cómo, cuándo, quién y para qué hacerlo?

Si realizamos el análisis DAFO de la familia por un lado y el de cada uno de los componentes por otro resultará curioso observar cómo factores individuales influyen en los demás o cómo el mismo acontecimiento afecta de distinta manera a cada miembro de la familia.

Después de varias semanas compartiendo tiempo y espacio en los hogares empezamos a sentirnos cansados y hasta irritables. Incluso puede que hayan surgido algunos problemas de convivencia.

Para conocer cómo estamos podemos hacer una técnica muy sencilla que es probable que ya conozcáis y hayáis utilizado en algún momento anterior a este. Se trata del análisis DAFO de nuestra familia.

Para conocer las habilidades emocionales de nuestra familia y la situación en la que nos encontramos utilizamos la matriz DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

Modelo DAFO para familias

¿Cómo podemos realizar el DAFO?

  • Comenzar siempre por la detección de fortalezas (+), para luego analizar debilidades (- ), oportunidades(+) y, por último, amenazas (- ).
  • Las fortalezas y debilidades internas de nuestra familia son las que no dependen de ningún factor externo, sino solo de nosotros mismos; por ejemplo, ser cariñosos o respetuosos, como fortalezas; o mostrarnos impacientes o intolerantes, como debilidades. 
  • Las oportunidades y amenazas externas son aspectos ajenos a nuestra familia que pueden favorecer o dificultar nuestro bienestar; por ejemplo, tener amigos del colegio, como oportunidades; o la enfermedad de algún familiar o conocido, como amenazas.
     
Sentir y Pensar: Guía para las familias, 1º EP. Madrid: SM (actualización 26 de marzo de 2020)
Proyecto didáctico: Equipo de Educación Primaria de SM. Autoría: Meritxell Obiols y Rafael Bisquerra (coordinación). Edición: Pilar Menéndez. Fotografía: Javier Calbet/Archivo SM; Montse Fontich; Mattias Tunger/DIGITALVISION; Kevin Peterson, Nicola Sutton/PHOTODISC; PHOTOALTO; IMAGE SOURCE; STOCKBYTE. Diseño: Diana López. Maquetación: Noemí Expósito. Coordinación editorial: Mireia Casaus. Dirección editorial: Mayte Ortiz.

Educación emocional en familia

Top