Sala de prensa
Noticias

SM Chile se acredita como “Empresa B”

12/01/2017
Actividad empresarial

Santiago de Chile, 12 de enero de 2017.- SM Chile se une al Sistema B que promueve a las organizaciones en busca del progreso de sus estrategias, desde el desempeño financiero hasta la generación de un impacto social y ambiental.

Entre los cambios que exige el mundo en la actualidad se encuentra el mejoramiento de las condiciones ambientales y sociales. En virtud de ello, SM Chile decide certificarse como una Empresa B, convirtiéndose en la primera editorial que forma parte del Sistema B en Chile. La Certificación B acredita a las mejores empresas que definen la medición del éxito en sus negocios, a partir de la aplicación de altos estándares sociales y ambientales de desempeño, así como la rendición de cuentas y transparencia.

“Una de las razones para apostar a ser una Empresa B es la convicción de ser un agente de cambio social, ya que esta certificación genera impactos positivos sobre el planeta”, explica Francisco Tepper, director general de SM Chile.

Ser una Empresa B es más que un sello, añade Tepper: “Implica un estilo de ser como empresa y la manera como hemos decidido obtener resultados resumidos en rentabilidad con propósito ambiental y social”.

El proceso de certificación como Empresa B exige el cumplimiento de estándares legales y de desempeño en los cuales se evalúan los patrones sociales, ambientales y de transparencia de las organizaciones. A su vez, una Empresa B realiza las modificaciones necesarias para incluir, en su contrato constitutivo, el compromiso con sus públicos de interés en la toma de decisiones corporativas.

“SM Chile pasó por una evaluación en la cual debimos cumplir con parámetros que evidenciaran su aporte a la sociedad y el impacto que nuestras actividades tienen en el entorno. Después de este proceso, SM Chile se convirtió en la primera editorial certificada como Empresa B en Chile, demostrando la importancia que tiene para nosotros aprovechar la fuerza de los negocios para la transformación social y ambiental”, añade Francisco Tepper.

Esta certificación busca ayudar a identificar todas las posibles áreas de mejora y oportunidades para ser un agente de cambio, protegiendo la misión y potenciando el triple impacto positivo. La certificación es entregada por B Lab, una entidad sin fines de lucro de Estados Unidos.

El mayor aporte del Sistema B es el cumplimiento de las necesidades medioambientales y sociales que exige el planeta, evolucionando el modelo de pensamiento hacia la creación de valor, convirtiéndose en organizaciones capaces de obtener resultados financieros atados a modelos de impacto social y ambiental.