Sala de prensa
Noticias

Marc Prensky presenta en México el libro "Educación para mejorar el mundo"

19/10/2017
Educación

México D.F., 18 de octubre de 2017.- Marc Prensky presentó su nuevo libro, Educación para mejorar el mundoen las instalaciones de SM México y ofreció una charla con el mismo título, ante algunos maestros de la Ciudad de México. Habló sobre la necesidad de cambiar la visión de lo que la educación significa y de empoderar a los niños para resolver problemas del mundo real.

Marc Prensky fue uno de los conferencistas magistrales en el pasado Seminario Internacional de Educación Integral (SIEI). Además es autor de SM y un estudioso de la innovación educativa. Él creó los conceptos “nativo digital” e “inmigrante digital”, para describir el cambio generacional en el que las personas son definidas por la cultura tecnológica con la que están familiarizadas.

La premisa de su planteamiento es que “necesitamos repensar una nueva visión de lo que significa la educación”, lo cual no es una tarea sencilla pero sí muy necesaria, dijo Prensky. El especialista ha dado charlas educativas en todo el mundo y ha reconocido una constante: “los niños están muy ansiosos. Saben que son poderosos y quieren liberar ese poder en el mundo”.

Por tanto, los docentes tienen que cambiar su perspectiva de cómo son los niños, entender de qué son capaces y saber cómo pueden ayudarlos a desarrollarse en un mundo cambiante.

“La tecnología les da tantas nuevas capacidades que no son las mismas personas que éramos nosotros cuando niños. Ahora están más empoderados: tienen cerebros extendidos con los teléfonos inteligentes y las computadoras. Hacen redes y trabajan juntos en nuevas maneras”, describió el ponente, convencido de que la misión de los educadores es sacar ventaja de estas nuevas situaciones.

Para Prensky, hay cinco cosas en las que los docentes necesitan enfocarse para construir este nuevo entendimiento de lo que significa educar.

Los fines de la educación. Actualmente la escuela trata de formar mejores individuos. “¿Qué tal si intentamos crear un mejor mundo o mejor país? En el proceso habrá chicos que mejorarán, pero el objetivo es más grande”, sugirió el ponente. El éxito académico, en su opinión, es solo una parte de la vida. “Necesitamos gente efectiva que mejore el mundo y lo que es maravilloso es que algunos ya lo están haciendo”. El experto citó algunos ejemplos de aplicaciones digitales creadas por niños o adolescentes para resolver problemas de la vida real.

Cómo lo hacemos. Hoy las escuelas se enfocan en medir el aprendizaje con exámenes. “¿Qué tal si la nueva perspectiva fuera alcanzar metas, llevar a cabo proyectos y resolver problemas reales?”, preguntó el experto. Si no se hace esto, los jóvenes tendrán que empezar de cero cuando lleguen a un trabajo. Y el mundo laboral ya no importan los grados sino llevar los proyectos a buen puerto. “Lo que hacemos es demasiado teórico y académico: no es suficiente. Necesitamos resolver problemas reales y hay demasiados. Necesitamos acción efectiva y relaciones efectivas”. Además, dijo Prensky, alcanzar metas aumenta la autoestima y la confianza en sí mismo.

Qué currículo usamos. Las cuatro materias básicas -español, matemáticas, ciencias sociales y naturales- son una parte reducida del mundo. “No es lo que necesitamos todos”, aseguró Prensky. Hay una gran cantidad de habilidades, de relaciones, de logros. “Hagámoslo como en los negocios: se aprende algo cuando se necesita y se recuerda porque fue útil. En cambio, si alguien te dice que aprendas algo, no lo recordarás”. Conoce más sobre la propuesta de Prensky acerca del currículo en esta entrevista que ofreció a SM.

Cómo enseñamos. El nuevo papel de los docentes, para Prensky, es la de ser un entrenador (o coach). Como en los deportes, dijo: “El entrenador ayuda a los integrantes del equipo a ser mejores jugadores pero no todos reciben el mismo tipo de entrenamiento”. Los defensas tienen que aprender a defender mientras que los delanteros tienen que aprender a meter gol.

Cómo usamos la tecnología. Prensky sugiere añadir valor a la educación usando la tecnología para hacer cosas más creativas e innovadoras. No se refiere a usar las computadoras para escribir o buscar cosas en Google, sino crear aplicaciones, robots, colaborar con otros chicos con los mismos intereses alrededor del mundo, etc.

“Los chicos ya lo están haciendo. Ya están mejorando el mundo: quieren hacerlo. Nuestro trabajo es darles más poder, eso es la educación. Necesitamos una nueva educación que les de tareas para resolver cosas del mundo real y mejorarlo”, concluyó. “No les demos una educación que los prepare para nuestro pasado. Necesitamos darles una  educación que los prepare para su futuro”.