Sala de prensa
Noticias

El cardenal arzobispo de Madrid Carlos Osoro inauguró ayer las II Conversaciones PPC

05/05/2017
Premios

El cardenal arzobispo de Madrid Carlos Osoro inauguró ayer las II Conversaciones PPC, un espacio de reflexión sobre la exhortación del papa Amoris laetitia, con la intervención de algunos de los mejores expertos y pensadores del momento. Hablaron de diálogo, de familia, del papel de la mujer en la sociedad y del matrimonio.

Fernando Vidal, doctor en Sociología y profesor de Psicología y Trabajo Social, además de director del Instituto de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas: "Las iglesias deberían parecerse más a una plaza, a un lugar abierto".

Pepa Torres, religiosa de la congragación Apostólicas del Corazón de Jesús, filóloga, teóloga y educadora social y profesora en el Instituto Superior de Pastoral de Madrid: "Aunque no estamos en una noche oscura, la mujer en la Iglesia todavía transita por la oscuridad".

Marciano Vidal, teólogo y profesor del Instituto Superior de Ciencias Morales de Madrid: "Hay un cambio de paradigma eclesial en relación con el matrimonio".

Madrid, 5 de mayo de 2017.- PPC y el Instituto Superior de Pastoral organizaron a lo largo del día de ayer las II Conversaciones PPC sobre la exhortación del papa Francisco Amoris laetitia, publicada el 8 de abril del año pasado.

El acto, que tuvo lugar en la sede del Instituto Superior de Pastoral de Madrid, en la Fundación Pablo VI, y al que acudieron más de doscientas sesenta personas, supuso una profunda reflexión sobre temas de gran actualidad en la Iglesia, como son la familia, el diálogo dentro de esta, el papel de la mujer a la luz de la exhortación, y el matrimonio y sus situaciones especiales.

Entre las nueve de la mañana y las siete de la tarde, y bajo el título de "Amoris laetitia y los desafíos pastorales para la Iglesia española de hoy", se produjo un intenso debate que lideraron tres expertos.

Por una parte, Fernando Vidal, doctor en Sociología y profesor de Psicología y Trabajo Social, además de director del Instituto de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas y autor del libro de PPC: Luke, examina tus sentimientos: aprender a discernir en familia.

Por otra, Pepa Torres, religiosa de la congregación Apostólicas del Corazón de Jesús, filóloga, teóloga y educadora social y profesora en el Instituto Superior de Pastoral de Madrid.

Por la tarde intervino el conocido y renombrado moralista Marciano Vidal, profesor del Instituto Superior de Ciencias Morales de Madrid y autor de varios libros de PPC, entre ellos Feminismo y ética: cómo feminizar la moral y Conversaciones con Marciano Vidal, a cargo de José Manuel Caamaño López.

Este encuentro fue inaugurado por el cardenal arzobispo de Madrid Carlos Osoro, quien consideró que esta segunda edición de las Conversaciones PPC era una gran oportunidad para profundizar en la importancia de que "la Iglesia se acerque a la familia". "La gente no necesita que nos acerquemos a ellos con imposiciones, sino para escuchar", dijo Osoro, y concluyó afirmando: "Amar a pesar de todo es algo a lo que nos invita Amoris laetitia".

El cardenal arzobispo de Madrid Carlos Osoro conversando con Fernando Vidal.

Tras sus palabras, Fernando Vidal abrió su ponencia, titulada Dialoguen primero: belleza y cultura para la "Alegría del Amor", asegurando que uno de los mayores retos de la exhortación del papa Francisco es su profundo realismo: “La ‘Alegría del Amor’ va de la vida real, ese es el gran desafío"."Habla de cosas muy concretas, de las experiencias vitales que determinan la realidad de las familias", añadiendo que es "una honda reforma de vida la que nos pide el papa".

Además, declaró que se echan de menos ejemplos de diálogo, por lo que "las iglesias deberían parecerse más a una plaza, a un lugar abierto". Insistió en potenciar la cultura del diálogo también en las familias y en tratar de "no hablar dentro de ellas de cosas que provoquen fricciones, para hacerlo de cosas más profundas. Y en la Iglesia es donde uno se hace las preguntas importantes". Vidal pidió parroquias que sean más familiares, y potenciar la relación que existe entre el arte y el diálogo.

Por su parte, la religiosa Pepa Torres hizo un recorrido por la mujer y la pobreza a través de la exhortación. Arrancó con una frase contundente: "Venimos de un largo invierno eclesial, pero no queremos estirar el tallo para forzar la primavera". Tuvo un recuerdo para todas aquellas familias fracturadas por las guerras, "y especialmente para todas las que están refugiadas y nos reclaman hospitalidad". "Amoris laetitia apuesta por abordar la realidad de las familias en un marco social y cultural muy diverso, no desde un estereotipo ideal, sino como algo constituido por realidades muy diferentes, y esto obliga a reenfocar la realidad pastoral, que no puede ser ajena a las políticas migratorias que fracturan familias", dijo.

A través de su ponencia, titulada Mujeres, pobreza y familia a la luz de "Amoris laetitia", la religiosa declaró: "Aunque no estamos en una noche oscura, la mujer en la Iglesia todavía transita por la oscuridad". "La realidad de las mujeres aparece de forma salpicada en el texto. Se habla de la realidad de las familias monoparentales, especialmente las de mujeres; de su integración, sea cual sea su causa; de la emancipación de las mujeres como signo de los tiempos; de la visibilización de las denuncias de violencia, y se hace un cuestionamiento de la ideología de género".

La religiosa aseguró que de los casi dos millones de familias monoparentales que hay en España, el 81,3 % están encabezadas por mujeres. "La religión predica la igualdad, pero mantiene la superioridad en los varones".

 

De izquierda a derecha: Antonio Ávila, director del Instituto Superior de Pastoral; Marciano Vidal; Pepa Torres; Fernando Vidal, y Pedro Miguel García, director de PPC.

Al finalizar la jornada, tras una mesa redonda, el teólogo y moralista Marciano Vidal cerró el acto con su ponencia: "Amoris laetitia”: hacia un nuevo paradigma eclesial del matrimonio, con particular atención a las situaciones especiales.


El moralista comenzó aludiendo al conflicto de interpretaciones a que ha dado lugar el documento del papa Francisco, para abordar sus innovaciones, centradas sobre todo en un lenguaje positivo y propositivo.

Vidal reflexionó también sobre la novedad pastoral que supone un texto que recupera la teología moral nacida del Vaticano II. Así, para el prestigioso moralista, Amoris laetitia no supone una innovación disciplinar ni un itinerario penitencial, pero sí "una mirada realista" a la actual situación del matrimonio y de la familia que invita a un "discernimiento personal de conciencia y diálogo pastoral".

"Me parece que en este documento del papa Francisco hay un cambio de paradigma eclesial en relación con el matrimonio", afirmó Vidal, quien subrayó que en este texto pontificio "los elementos de carácter canónico y jurídico tienden a decrecer, a desaparecer".

En su opinión, sobre la gran cuestión mediática de si los divorciados pueden o no comulgar tras Amoris laetitia, el moralista señaló que "la famosa nota 251" introduce "la solución de conciencia", en donde se contempla "la participación en el sacramento". Y concluyó: "Hay soluciones para estas personas en relación con la participación plena en la eucaristía con tal de que hagan discernimiento, y en un diálogo pastoral si lo necesitan".

Sobre PPC

PPC pertenece a SM, y se hace presente en la sociedad desde el diálogo con una propuesta humanizadora, al tiempo que quiere ser expresión de coloquio abierto con el mundo y con la cultura actual presentando libros y publicaciones que lleguen a todos mediante un enfoque asequible y constructivo.